La Región de Magallanes y su Sub- Administración en Oportunidades en el Siglo 21

Aún, algunos recordamos lo que fue la cuasi Rebelión Magallánica del 2011 – ocurrida, quizás por no saber escuchar a las regiones – y en particular a esta Región de Magallanes y la Antártida Chilena.

Nosotros, los Emprendedores y Pequeños y Medianos Empresarios del sur del mundo, vemos una gran oportunidad para que nuestra región y Chile se potencien. Vemos como nuestros hermanos argentinos progresan y progresan en estas mismas latitudes. Tampoco se nos escapa que cuando el Reino Unido abandone definitivamente la Unión Europea a partir del “Brexit”, las islas Falklands o Malvinas, como territorio británico de ultramar, estará conectado a una vasta red Off Shore liderada desde Londres, ya que la apuesta británica es ser un Paraíso Fiscal competitivo sin complejos.

Chile, se ha quedado rezagado en muchas cosas. No basta con una pequeña zona franca para Punta Arenas, sino que Magallanes entero debiera ser una zona franca, como en algunas regiones de China.

La provincia argentina de Tierra del Fuego e islas antárticas : Río Grande crece y crece; mientras que la ciudad de Ushuaia se ha transformado en una inmensa “Ciudad – Estado” portuaria, turística, de servicios e industrial, estilo Mónaco, de 75 mil habitantes, siendo incluso reconocida como la puerta de entrada a la Antártida, “Continente blanco” en que se debió haber realizado la revisión de las soberanías y estatutos del Acuerdo Antártico en el 1991.

Sabemos que Perú, desde el Palacio de Relaciones Exteriores: Torre Tagle; es visionario y futurista y que nuestras autoridades son solo reactivas…

Que parecemos o somos, un “País de Perdedores”.

1991 fue el año de la caída de la Unión Soviética y de los “Socialismos Reales” de Europa del Este. Por ello el tema Antártico se dejó en el status quo.

 Sabemos también, que no siempre será así y, que para variar, no estaremos preparados.

Vemos pues, que Puerto Stanley, en las islas Falklands o Malvinas, será la prolongación de un poderoso territorio Británico: Brexit y, Off Shore europeo.

Mirando la Antártida: Gran Bretaña desvinculada de Europa continental y, más vinculada a EE.UU. – También vemos, que Argentina se consolida fuertemente en el Sur Austral. También observamos con preocupación que a pesar de la “Ley Tierra del Fuego” y, de la Ley Navarino, la sección chilena de Tierra del Fuego, sigue con una población disminuida y, sin un mayor dinamismo.

Se ha querido “seccionar” a la región de Magallanes con la excusa de su estrecho que lleva su nombre, desconociendo que las vías marítimas son puentes que unen y no muros que dividen.

Cuanto atraso intelectual a nivel de Estado hay en Chile, cuando gracias a la tecnología en la República de Estonia, con su millón y medio de habitantes se puede obtener ahora la Residencia Digital para Empresas y Empresarios externos o foráneos. La E- Ressidency y muchas empresas extranjeras, pueden ser consideradas como Estonias.

Algunos, que quieren ser considerados y recordados, como Estadistas, no saben que Magallanes, presidida por la triste y estancada, ciudad de Punta Arenas. Paga tributos, que ya parecen coloniales

Algunos sabemos que ante el terremoto más grande verificado a nivel mundial, en Mayo de 1960, también Magallanes fue solidaria con la reconstrucción de la Macro – Zona Centro – Sur de la patria y se empezó a aplicar un Impuesto Territorial Regional, a una región que no sobrepasa a la fecha los 170 mil habitantes. Solo en forma débil y casi pusilánime, se ha tratado de dinamizar a Tierra del Fuego como parte integral de Magallanes.

¿Tendremos que pedir ser británicos para que se cree una región de inversionistas, en esta helada y semi deshabitada región? Muchos queremos que Punta Arenas y toda la región Magallánica sea una región sin impuesto territorial.

Que Punta Arenas, sea el Singapur del Fin del Mundo y que se dinamicen a toda una región,que por su historia es culturalmente y climáticamente indivisible.

Solo queremos lo mejor para Magallanes y para Chile.